Deja que tu boca diga lo que tu alma quiera liberar, antes que el cuerpo lo haga a través de una enfermedad

× ¿Cómo te ayudo?