No hay nada, absolutamente nada, que te impida ser una persona afortunada. Depende de ti. Exclusivamente.

× ¿Cómo te ayudo?