NUNCA se deje impulsar o agitar hasta tal punto que se desequilibre el flujo rítmico de su personalidad.

× ¿Cómo te ayudo?