Comunidad Reiki en Salta | 0387 5001358

Glándula pineal: el centro de la intuición

La glándula pineal (epífisis) se encuentra justo en medio del cerebro, situada en la parte posterior de este órgano, a la altura del entrecejo, mide apenas cinco milímetros de diámetro. Esta glándula también es la encargada de secretar melatonina cuando no hay luz, la cual es una hormona que puede influir cuando te da sueño por las noches o te despiertas por la mañana (esta relacionada con los ciclos de vigilia y sueño).

Flujo de pensamiento y glándula Pineal

Desde hace más de 2000 años que se conoce la existencia de la epífisis o pineal. Galeno en el siglo II, escribió la fascinación de los griegos ante esta glándula, concluyendo que la pineal tenía la función de válvula reguladora del flujo del pensamiento. Descartes, 15 siglos después, expresó que las sensaciones percibidas por los ojos son captadas por la pineal y de ahí parten hacia los músculos para producir respuestas adecuadas, un conocimiento que actualmente es aceptado.

Perspectiva filosófica y esotérica de la glándula Pineal

La pineal también se conoce como el asiento del alma, así la llamó René Descartes, quien propuso que la pineal era una especie de puerta que conectaba el cuerpo con el alma. En el oriente se afirma que es un tercer ojo atrofiado. En la India, los Yoguis aseguran que la glándula pineal es la ventana de Brahama, el ojo de diamante, es donde se halla la conexión al loto de los mil pétalos situado en el séptimo chacra.

En el oriente, existen prácticas especiales para activar, hacer florecer o dar apertura a esta importante glándula. Los monjes tibetanos la asocian con el centro de la clarividencia y de la intuición, de la inteligencia y creatividad suprema, cualidades extraordinarias con las cuales el ser humano ha roto conexión provocando que se hayan ido atrofiando con el tiempo.

La pineal se asocia al sexto chakra o sello (el de la visión). Éste es el chakra del dominio, dónde se alcanza la integración de la personalidad, es aquí donde se desarrolla el sentido de la intuición y donde se conecta uno con una dirección divina. Se le llama tercer ojo porque este chakra ve más que los dos ojos. Este sexto sello esta protegido por el tálamo que es, se puede decir, una sección de interruptores y switches. Existen prácticas y ejercicios orientales para activar la glándula pineal y poder tener acceso al poder supremo que esta glándula guarda.

La pineal es considerada por las filosofías orientales como un verdadero dispositivo natural dentro del cuerpo que es capaz de conectar nuestra mente y cuerpo con el universo, esta asociada con el séptimo chakra (chakra de la coronilla o de los mil pétalos), su apertura concede el acceso a una sabiduría infinita, es la puerta a la que los genios acceden, el portal que los místicos y esotéricos conocen como el acceso a la iluminación total, la pineal es la puerta que permite conocer lo desconocido, acceder a otras vidas, y experimentar realidades inimaginadas.

Fuente y nota completa: Pensamientos Poderosos

Author Info

Maru